Por Gian Heimann / GICJ

Traducido por Natalia Venegas / GICJ

La trata de personas está en el centro de la delincuencia organizada transnacional y constituye una grave violación de los derechos humanos. Cada año, miles de hombres, mujeres y niños caen en manos de los traficantes, en sus propios países y en el extranjero. Las víctimas suelen pertenecer a los grupos de personas más vulnerables, como los migrantes que huyen de la guerra o la miseria. Para hacer frente a esto, en 2013 la Asamblea General de la ONU, en la Resolución A/Res/68/192, designó el 30 de julio como el Día Mundial contra la Trata de Personas, buscando sensibilizar "sobre la situación de las víctimas de la trata de personas y para la promoción y protección de sus derechos" [1]

La trata de personas tiene múltiples facetas. Se define en el Protocolo sobre la Trata de Personas de la ONU, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, como "la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de una persona recurriendo a medios tales como la amenaza o el uso de la fuerza u otras formas de coacción, el rapto, el fraude o el engaño con fines de explotación" [2]. Por tanto, la definición consta de tres elementos fundamentales. En primer lugar, el acto de la trata, por ejemplo la captación o el transporte. Segundo, los medios de la trata, como el uso de la fuerza o el engaño. En tercer lugar, la finalidad de la trata, que es siempre la explotación [3]. Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), el 50% de las víctimas de la trata son explotadas por motivos sexuales, el 38% por trabajos forzados y el 6% por actividades delictivas [4].

Según el Informe Mundial sobre la Trata de Personas de la ONUDD de 2020, las mujeres y los niños son las víctimas más frecuentes de la trata de personas [5]. Es difícil estimar un número total de víctimas de la trata debido a la naturaleza fluida del acto y a la dificultad de detectar a las víctimas. Los datos del informe indican que en 2018 se detectaron y denunciaron unas 50.000 víctimas de la trata de personas en 148 países [6]. Sin embargo, en un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de 2017, se estimó que un total de 24,9 millones de personas eran víctimas de la trata de personas [7]. Especialmente en la industria del sexo comercial, las mujeres y las niñas se ven afectadas de manera desproporcionada por el trabajo forzado, ya que representan el 99% de las víctimas [8]. Sin embargo, los hombres y los niños también pueden ser víctimas de la trata. Algunos ejemplos son el reclutamiento involuntario como combatientes de grupos armados no estatales, el abuso de la pornografía infantil y la trata sexual para redes de pedofilia [9].

Desgraciadamente, la pandemia de Covid-19 deterioró aún más la situación mundial de la trata de personas. El estudio de 2021 "Efectos de la pandemia de Covid-19 en la trata de personas", realizado por la Sección de Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes de la ONUDD, informa de que las medidas para frenar la propagación del coronavirus aumentaron el riesgo de trata, expusieron a las víctimas a una mayor explotación y limitaron el acceso a servicios esenciales para las víctimas de la trata. Los traficantes se aprovecharon de la crisis mundial, sacando provecho de la pérdida de ingresos de las personas y del aumento del tiempo que éstas pasaban en Internet [10].

En 2022, con el tema oficial del Día Mundial "Uso y abuso de la tecnología", la ONU quiere llamar la atención sobre el papel de la tecnología como herramienta que puede permitir e impedir la trata de personas. Del 29 al 30 de junio se celebraron la 9ª reunión del Grupo de Trabajo sobre Tráfico Ilícito de Migrantes y la 12ª reunión del Grupo de Trabajo sobre Trata de Personas, en las que la ONU debatió los problemas actuales de la trata de personas en la Conferencia de las Partes de la Convención de la ONU contra la Delincuencia Organizada Transnacional. Los puntos clave del orden del día consistieron en los temas de las mejores prácticas en las investigaciones conjuntas y los enjuiciamientos especializados. Además, los expertos también debatieron el principio de no castigar a las víctimas de la trata de personas por los delitos que han sido obligadas a cometer.

Durante el Diálogo Constructivo sobre el Tráfico de Migrantes y la Trata de Personas, celebrado el 1 de julio, se debatieron los efectos de la actual agresión rusa contra Ucrania sobre la trata. Ya antes de la guerra, Ucrania era uno de los cinco principales países de origen del tráfico de personas en el mundo. Sin embargo, la situación se está deteriorando, ya que millones de ucranianos tienen que huir de su país, el 90% de los cuales son mujeres y niños. Estos refugiados están especialmente expuestos a ser víctimas de la trata de personas [11]. El 21 de junio, la Relatora Especial sobre la trata de seres humanos presentó su informe al Consejo de Derechos Humanos. Llamó la atención sobre los trabajadores agrícolas, que corren un riesgo especial de ser víctimas de la trata para trabajos forzados. Esto se debe a la informalidad y el aislamiento del trabajo agrícola y a que el sector agrícola sigue dependiendo en gran medida de la migración temporal, estacional y circular.

Geneva International Centre for Justice (GICJ) condena la trata de personas, así como todas las demás formas de explotación. GICJ hace un llamado a la comunidad internacional para que redoble sus esfuerzos con el fin de crear un enfoque multilateral para prevenir, detectar y castigar la trata de personas, incorporando una perspectiva de derechos humanos que tenga en cuenta las cuestiones de género. Además, GICJ alienta a las autoridades gubernamentales a proporcionar apoyo y promover servicios de salud para las víctimas de la trata de personas, especialmente oportunidades educativas y servicios de salud para el trauma físico y psicológico de la explotación. También, pedimos a los Estados que sigan el principio de no castigo para garantizar un enfoque basado en los derechos humanos a la hora de abordar a las víctimas de la trata de personas.

Read in English

World day against trafficking in persons, human trafficking, people smuggling, trafficking in persons, forced labour, exploitation, sexual exploitation, human rights, Geneva International Centre for Justice, GICJ, Geneva4Justice


[1] Improving the coordination of efforts against trafficking in persons, para. 5, A/RES/68/192 (18 Dec. 2013).

[2] https://www.unodc.org/res/human-trafficking/2021the-protocol-tip_html/TIP.pdf, Art. 3 (a)

[3] https://www.unodc.org/unodc/en/human-trafficking/crime.html

[4] 2020 Global Report on Trafficking in Persons, https://www.unodc.org/documents/data-and-analysis/tip/2021/GLOTiP_2020_15jan_web.pdf, page 11

[5] 2020 Global Report on Trafficking in Persons, https://www.unodc.org/documents/data-and-analysis/tip/2021/GLOTiP_2020_15jan_web.pdf, page 31

[6] 2020 Global Report on Trafficking in Persons, https://www.unodc.org/documents/data-and-analysis/tip/2021/GLOTiP_2020_15jan_web.pdf, page 52

[7] The ILO uses the term forced labour. 2017 ILO report Global Estimates of Modern Slavery: Forced Labour and Forced Marriage: https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---dgreports/---dcomm/documents/publication/wcms_575479.pdf, page 18

[8] 2017 ILO report Global Estimates of Modern Slavery: Forced Labour and Forced Marriage: https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---dgreports/---dcomm/documents/publication/wcms_575479.pdf, page 23

[9] For examples see last year’s theme of the world day about victims’ voices by UNDOC here: https://www.unodc.org/unodc/en/endht/2021/stories.html

[10] https://www.unodc.org/documents/human-trafficking/2021/The_effects_of_the_COVID-19_pandemic_on_trafficking_in_persons.pdf

[11] https://www.unodc.org/documents/organized-crime/reviewmechanism/CDTIPSOM-Caritas.pdf; https://www.unhcr.org/news/press/2022/4/6255a6964/statement-risks-trafficking-exploitation-facing-refugees-ukraine-attributed.html



GICJ Newsletter

Register a violation with GICJ